Los 10 mejores consejos para un recién nacido

Updated: Dec 2, 2021

¿Has oído hablar sobre el cuarto trimestre? ¡Aquí te presento algunos tips para esta etapa que parece eterna... pero se va volando!



Mami aquí te regalo algunos tips súper sencillos que podrían ayudarte con tu recién nacido. ¿Alguna vez has escuchado sobre la teoría del cuarto trimestre? Sabías que existen teorías que dicen que nuestros bebés debieron de haber pasado 3 meses más en el útero y es por eso que existe tanto cólico y llanto durante los primeros meses en lo que su sistema digestivo va madurando?

El cuarto trimestre es una etapa poderosa de cambios físicos y emocionales que vive tu bebe fuera del útero mientras tu aprendes a cuidarlo... ¡y él aprende a VIVIR fuera de tu vientre!
1. Establecer un ritmo de alimentación

Los primeros días y semanas, la alimentación ya sea con la lactancia, fórmula o mixta es prioritaria. Los bebés hacen tomas frecuentes de día y de noche y normalmente es esto lo que deja a los mamás y papás primerizos sin aliento. Descubren que "sleeping like a baby" simplemente es dormir 2 horas y despertar a comer, si bien nos fue. En esta etapa, es importante ofrecer el pecho a libre demanda para establecer la producción de leche materna y también ofrecer tomas de biberones ya que el estómago de los bebés es pequeño. Es prioridad que el recién nacido haga las tomas que necesite para recuperar su peso al nacer y establecer un ritmo de alimentación.

2. Que tu bebé reconozca que existe el día y la noche

Los bebés nacen con un ritmo circadiano. Desde los primeros días es bueno que los bebés reconozcan que de día hay más actividad e interacción social, que reconozcan los sonidos de la casa y que estén expuestos a la luz natural. De noche, aunque el bebé esté haciendo tomas frecuentes, es bueno mantener una luz más tenue sólo para cambios de pañal y tomas.

3. Tratar de seguir una sencilla rutina para transicionar del día a la noche

Los bebés aman y necesitan la rutina para sentirse seguros. Cuando le sonríes a tu bebé y él te sonríe de vuelta, sabrás que él o ella empieza a entender más sobre este mundo de lo que imaginamos. Puedes intentar, dependiendo de cómo vaya tu día, el tener una rutina de toma, baño, toma, poner pijama y "dormir" a tu bebé sabiendo que pronto se levantará para pedir otra toma. Incorpora un ritual especial con tu bebé, una canción de cuna, un masaje, un cuentito corto... algo que más adelante se convertirá en una pequeña tradición entre ustedes.

4. Entender cómo puedes calmar a tu bebé

Regresando al cuarto trimestre... esos primeros 3 meses fuera del útero son duros para los bebés! Necesitan mucha ayuda, paciencia y cariño para calmarse. Envolverlos en taquito (swaddling), utilizar el white noise, arrullarlos, mecerlos, darles pecho o chupón para calmarlos son excelentes herramientas para calmar el llanto de un recién nacido. No trates de espaciar tomas en esta etapa, siempre revisa si tu bebé está llorando por hambre primero, y ya descartada el hambre revisa si tu bebé tiene SUEÑO. Las mamás solemos confundir estas 2 necesidades!

5. Tener un ambiente de sueño seguro para tu bebé

Por favor mami, sé que estás exhausta pero debes saber que tu bebé necesita un lugar y posición segura para dormir. Siempre acuesta a tu bebé boca arriba, aunque lo calmes de ladito en su cuna. Nunca lo acuestes boca abajo. No utilices colchas, bumpers, almohadas ya que éstas representan un riesgo de asfixia. Los primeros 6 meses son críticos. Si vas a dormir a tu bebé en tu cama, yo no puedo recomendarlo, pero asegúrate de que lo estés haciendo de manera SEGURA. Compartir el cuarto con tu bebé tiene el mismo beneficio para la lactancia materna que compartir la cama.

6. Cuidar la ventana de sueño para no sobre-cansar a tu bebé.

Existen las ventanas de sueño y en los primeros 3-4 meses es más importante tratar de seguirlas y seguir las señales de tu bebé que apegarte a una rutina. Aquí puedes consultar las ventanas de sueño para que puedas darte una idea de cuánto tiempo puede permanecer un bebé despierto.

7. Mantener expectativas realistas sobre el sueño en la noche

En esas primeras semanas, es normal que los bebés necesiten comer cada 2-3 horas en la noche. Lo que se puede ir logrando poco a poco... es establecer un ritmo de tomas (incluso de leche materna) donde tu bebé solo se levante para comer y se vuelva a quedar dormido.

8. Ofrecer siestas a tu bebé... ¡en dónde sea! siempre y cuando esté seguro.

Las siestas de los bebés son desorganizadas al principio. A veces duermen 3 horas y a veces 20 minutos. No dejes que tu recién nacido duerma más de 2 horas en el día para que guarde su sueño largo para la noche! Y si tu bebito necesitas el pecho para calmarse y dormir siesta... ofrécelo, si necesita una toma, el chupón, los brazos... deja que tu bebé duerma como sea y donde sea (siempre y cuando esté seguro) y no te estreses tanto por las siestas en esta etapa y la forma en que las vas logrando. Lo importante es que tu bebé duerma y esté tranquilo.

9. Cambia los lentes con los que ves a la maternidad.

¿Pensabas que todo sería color de rosa? ¿Pensabas que la lactancia era tan natural como ponerte a tu bebé y listo? Tristemente muchas veces vemos imágenes perfectas y esto nos hace creer que estamos haciendo algo mal... pero no es así. Ser mamá es difícil, tener una lactancia exitosa no es fácil para todas y la falta de sueño exacerba emociones difíciles de manejar y sobrellevar. Es normal sentirte triste al mismo tiempo que sientes un amor enorme e incondicional hacia tu bebé.

10. Entender que esto también pasará...

Así como esperabas con tantas ansias y emoción que llegara tu bebé y finalmente llegó a este mundo... hay que entender que con el tiempo... esos tomas constantes, esos cambios de pañal uno tras otro, ese llanto que te levanta corriendo de tu cama irá pasando. Si los despertares constantes, las siestas cortas, la irritabilidad en tu bebé son la norma y no pasan... se vale buscar ayuda! Checa mi taller de fundamentos de recién nacido...


245 views0 comments

Recent Posts

See All