top of page

¿Cuáles síntomas requieren de una evaluación médica para el sueño de tu bebé?


Aquí te platico todo lo que debes de saber acerca de los trastornos del sueño y sus síntomas más comunes. La buena noticia es que la mayoría de los "problemas" con el sueño tienen una causa que va relacionada con ciertos hábitos, rutinas, y comportamientos. En la gran mayoría de los casos, los despertares nocturnos frecuentes se pueden resolver con estrategias gentiles y graduales. Sin embargo, habrán casos donde exista un motivo de salud que impide un descanso reparador y noches consolidadas.


Esta información es para tí, si has notado síntomas que te llamen la atención en tu bebé mientras duerme o se queda dormido(a)... sobre todo si también si ya has intentado el Sleepcoaching y no has visto mejoría en el sueño de tu pequeño(a).


Lee cada uno de ellos y si identificas alguno en tu bebé, no dudes en buscar apoyo de su pediatra y/o de un médico especialista en estos temas del sueño. Recuerda siempre seguir tu instinto y saber que los despertares NO SON necesariamente a causa de un trastorno del sueño o de un tema médico. Toca base con un pediatra o médico especialista para resolver tus inquietudes.


Apnea del sueño

Aproximadamente entre el 3-10% de los niños roncan aunque el síndrome de la apnea del sueño afecta entre el 1-10% de los niños. Los motivos más comunes están relacionados con adenoides inflamadas u obesidad, lo cual ocasiona obstrucciones en las vías respiratorias.


Algunas síntomas son roncar, estar muy inquietos, pausas en la respiración, despertares frecuentes y fatiga durante el día. Tener este padecimiento puede ocasionar el no desarrollarse bien (subir de peso, hitos en desarrollo), enuresis nocturna, trastorno de déficit de atención (TDA, TDAH), problemas para regular el comportamiento, bajo desempeño académico y enfermedades cardiopulmonares/respiratorias.


El tratamiento debe de ser llevado con un médico especialista (otorrinolaringólogo pediatra) y es común que estos pequeños después de su tratamiento necesiten una intervención adecuada para mejorar el sueño.


Movimientos periódicos de piernas / periodic limb movement

El sueño muy inquieto puede ser señal del síndrome de piernas inquietas y/o movimientos periódicos. Investigaciones han sugerido una asociación entre el TDAH y el síndrome de piernas inquietas. En algunos casos, esto también es ocasionado por una deficiencia de hierro.


Los síntomas incluyen poca calidad de sueño y cansancio durante el día, molestias/cosquilleos en las piernas y debe de tratarse con suplementación de hierro y una dieta saludable y alta en hierro y nutrientes importantes para la salud.


Una deficiencia de hierro también se asocia con palidez en la piel, mucho cansancio, cansarse pronto después de ejercitarse, corazón agitado, retraso en desarrollo y problemas del comportamiento. EL síndrome de las piernas inquietas también puede ser un síntoma.


Hipersomnia

La hipersomnia es relativamente rara (solo la presenta el 1% de la población). Es más común en mujeres que en hombres y típicamente empieza en la etapa adulta. Rara vez se detecta en niños y un poco más en adolescentes. Los síntomas incluyen largos periodos de sueño de más de 10 horas y dificultad para despertar de un sueño profundo, fatiga durante el día, siestas durante el día incluso en lugares socialmente no aceptables. Las consecuencias son cansancio crónico, baja energía, irritabilidad, problemas de memoria y pérdida de apetito. Se puede tratar con medicamentos que deben ser indicados por médico.


Insomnio

El insomnio en pediatría es muy distinto al insomnio en adultos. Aunque ambos involucren la falta de sueño, las causas varían significativamente. Algunos padres querrán buscar medicamentos para tratar el insomnio de su bebé, pero es mucho más importante buscar los temas médicos o psicológicos tras este insomnio para resolverlo antes de recurrir a medicamentos. Algunos síntomas son irritabilidad, cambios de humor, hiperactividad, síntomas depresivos, agresividad. Las consecuencias del insomnio son depresión y estrés. Pueden necesitarse medicamentos (antidepresivos, melatonina, antihistamínicos, tener una rutina antes de dormir o cambios con un enfoque conductual, técnicas de relajación.)


Narcolepsia

La narcolepsia es un trastorno del sueño crónico que resulta de la incapacidad del cerebro para regular los ciclos dormir-despertar. En varios momentos del día, los niños con narcolepsia pueden experimentar una sensación urgente de dormirse periodos que pueden durar segundos o varios minutos. Los síntomas incluyen sueño excesivo durante el día, imposibilidad súbita de moverse, parálisis del sueño, alucinaciones al despertar o al quedarse dormidos e insomnio a la hora de dormir. Representa un problema para niños y adolescentes al interferir con el desarrollo psicológico, social y cognitivo y afecta la habilidad para tener un buen desempeño en el colegio. El tratamiento suele ser con medicamento indicado por el médico, tener cierto horario de siestas y mejorar la calidad del sueño nocturno.


Pesadillas

La pesadillas son comunes en la etapa preescolar ya que a esta edad es cuando aparecen los miedos normales como parte del desarrollo y la imaginación del niño es muy activa. Pueden soñar con una situación peligrosa o que les dé miedo. Las pesadillas involucran imágines perturbadores, figuras como monstruos, fantasmas, animales o personas malvadas. Pueden mostrar sudoración por la noche, gritos, pupilas dilatadas, respiración agitada, confusión, fatiga, pérdida de memoria. Pueden llegar a sentir pánico, comportamiento irracional o agresivo, ansiedad, paranoia, confusión, rutina irregular de sueño, estrés, conflictos con adultos u otros niños. Es buena idea utilizar un objeto de apego o mantita para relajar al niño y hacerlo sentir seguro en su espacio para dormir. Dejar una lámpara tenue, seguir una rutina relajadora y regular antes de dormir y tener mucha comunicación para identificar qué es lo que lo está estresando.

Nota: el cansancio también puede ocasionar muchas pesadillas e incluso terrores nocturnos.


Trastorno de de condcuta del sueño en fase MOR (movimiento ocular rápido / rapid-eye movement)

El trastorno de conducta del sueño en fase MOR (movimiento ocular rápido), sucede cuando la parálisis que normalmente ocurre durante el sueño MOR está incompleta o ausente, así que el niño actúa lo que está soñando. RBD (por sus siglas en inglés) se caracteriza por actuar de manera vívida, intensa y violenta los sueños. Ocurre más en hombres que en mujeres pero en general es un diagnóstico muy raro. Los síntomas incluyen hablar, gritar, pegar, patear, sentarse y saltar de la cama, agitar los brazos y aferrarse a algo al dormir. Puede suceder que el niño se lastime, tenga moretones/golpes o fracturas. Esto es totalmente distinto a su comportamiento durante el día. Pero también puede mostrar un comportamiento agresivo durante el día y pueden ocurrir sueños muy intensos. Es importante tratar este trastorno con medicamento indicado por especialista en trastornos del sueño.


Parálisis del sueño

La parálisis del sueño es un fenómeno que ocurre justo después de despertar o antes de entrar en una fase profunda de sueño. Durante cierto periodo de tiempo, hay una respuesta atrasada o limitada a lo que ordena el cerebro. Eventualmente, el cerebro restaura el orden y regresan las funciones del cuerpo y termina la parálisis. Aunque se asocia con la narcolepsia, también es una característica independiente y normal del sueño. También tiende a ocurrir en la familia y ser hereditario. Los síntomas incluyen falta de energía, irritabilidad, cambios de humor. Puede experimentarse estrés en el cerebro y el cuerpo. Los niños necesitan seguir routinas fijas de descanso, juego y alimentos para evitar estos eventos. Como las pesadillas, pueden también exacerbarse por el cansancio.


Enuresis (mojar la cama)

Hallazgos recientes muestran que niños que padecen de apnea del sueño corren mayor riesgo de enuresis nocturna que los niños que no tienen apnea del sueño. Aunque es my común, los niños con apnea del sueño pueden mojar la cama porque no obtienen un descaso adecuado y por ello tienden a tener un sistema de respuesta para despertar reducido que hace que eviten despertar cuando su vejiga está llena. Se pueden orinar en la cama y sentir verguenza, pena, culpa e irritabilidad. El tratamiento puede ser algo tan sencillo como limitar el tomar líquidos después de las 6 PM, reforzar el tema de potty training de forma positiva, pero ocasionalmente se necesitan medicamentos que reduzcan la necesidad de orinar en la noche (indicado por médico especialista).


Somniloquía

Esta condición se refiere a hablar mientras se está dormido. Puede ser bastante alto el volumen de la voz, pueden ser sonidos sencillos o largas conversaciones y puede ocurrir en distintos momentos del sueño. A veces no se entiende lo que dicen. Es muy común y se reporta en un 50% de los niños, muchos dejan de hacerlo al alcanzar la pubertad. Esta condición puede alterar el sueño de otras personas. No se requeire tratamiento salvo en raras ocasiones. Si es muy severo, puede ser resultado de algún trastorno de sueño más serio o condición médica.


Sonambulismo

Se conoce como caminar dormido. Ocasionalmente también pueden hablar. Los ojos de la persona están completamente abiertos pero se pueden ver vidriosos o parecer no verte. Esta actividad ocurre a la mitad de la infancia o adolescencia temprana. Aprox. el 15% de los niños entre los 4 y los 12 años va a experimentar el sonambulismo. Los síntomas incluyen caminar mientras duermen y los niños no recuerdan nada. Se puede alterar el descanso de otros miembros de la familia. Es importante relajar al niño antes de dormir, cerrar puertas y ventanas y quitar obstáculos que puedan ocasionar una caída.


Síndrome de la fase retrasada del sueño (Delayed sleep phase syndrome "DSPS")

Un niño o adolescente que permanece 2 horas despierto después de su hora regular de dormir porque no pueden conciliar el sueño podrían tener DSPS. Ésta usualmente empieza en los años adolescentes y afecta a un 7% de los adolescentes. Consiste en problemas para conciliar el sueño, dificultad para despertar por la mañana, cansancio durante el día. La falta de sueño puede afectar el pensamiento, el juicio y habilidad de organización. Es necesario mejorar hábitos e higiene del sueño, cambiar el relojito interno, terapia de luz, apoyo de la melatonina para mejorar y revertir esta condición



119 views0 comments

Comentarios


bottom of page