Durmiendo con tu bebé...

Updated: Dec 4, 2021

¿Alguna vez te has preguntado si es buena idea hacer colecho con tu bebé? ¿Sabías que el colecho también implica compartir el cuarto (no necesariamente la cama) los primeros meses? En este blog post te comparto algunas ventajas y desventajas de poner esto en práctica con tu bebé... finalmente pensando que esto es decisión personal de cada familia.


Uno de los temas más polémicos en la maternidad y la crianza desde hace tiempo es el del colecho. Compartir la cama con tu bebé es algo que la Asociación Americana de Pediatría ("AAP") no considera seguro y recomienda no hacerlo practicarlo, principalmente por el riesgo de Síndrome de Muerte Súbita del Lactante ("SMSL") o "SIDS" en inglés... pero por otro lado existen pediatras que han escrito libros al respecto (Dr. James McKenna, Dr. Sears) que no sólo lo recomiendan sino que lo consideran una forma "natural" y fundamental para crear un vínculo cercano al bebé que favorece su seguridad emocional.

El colecho hace referencia a las diferentes formas en que los bebés duermen en contacto cercano físico y emocional con sus padres (no necesariamente compartiendo la cama) sino también la misma habitación.

Uno de los principales beneficios del colecho supone que facilita la lactancia puesto que los bebés mantienen una cercanía con sus mamás que les permite tener tomas frecuentes y a libre demanda por las noches. Sin embargo, es súper importante saber que este beneficio existe aún cuando los bebés comparten el cuarto con sus papás, y no forzosamente la cama. En otras palabras, tu bebé puede dormir en la cuna-colecho y obtener los mismos beneficios para la lactancia que si compartiera la cama con su mamá. Hay mamás incluso que tienen una lactancia exitosa y su bebé duerme en su propio cuarto en la cuna desde las primeras semanas/meses. Asumir que el éxito de la lactancia depende de dormir a tu bebé en tu cama, no es correcto.


Algunos otros beneficios que se han observado al practicar el colecho son los siguientes:

  • Alargar la duración del sueño del bebé (en mi trabajo con clientas he encontrado que esto no siempre es el caso...vean el video abajo...)

  • Seguridad para el bebé al ser constantemente monitoreado por su mamá (siempre y cuando sea colocado en posición boca arriba con nariz y boca sin obstrucción alguna, y SIEMPRE y cuando se cumplan ciertas condiciones);

  • Regulación de la temperatura al mantener esa cercanía con mamá y papá... los padres del bebé pueden estar al pendiente del bebé y asegurarse de que no pase frío por las noches y que no tenga calor;

  • Para las mamás que trabajan durante el día, el pasar tiempo con su bebé por las noches las hace sentir más cercanas a su bebé.

  • Algunos estudios han demostrado que las mamás que duermen con sus bebés duermen más tiempo... (otra vez... esto no siempre es el caso y lo he visto mucho en la práctica... hay muchas familias que no duermen bien con el colecho).

Quienes alientan el colecho argumentan que los bebés se benefician emocionalmente y fisiológicamente al sentir la proximidad física y cercanía de sus padres.... ¿pero les comparto un secreto? La teoría del apego y el vínculo emocional entre madre-padre e hijo va muchísimo más allá del lugar en el que duerme un bebé.


Hasta hace 100 años, dice McKenna, los padres no habían tenido el lujo de plantearse la pregunta ¿dónde me conviene dormir a mi bebé? Sin embargo, el colecho debe de ocurrir en condiciones MUY seguras para el bebé y éstas no siempre son seguidas por las familias que realizan esta práctica. Es importante que la cama esté en el centro de la habitación y no hayan muebles o paredes alrededor que pudiesen representar un riesgo; que la cama sea suficientemente grande para los papás y el bebé; no deben haber espacios donde el bebé pudiera quedar atrapado y correr un riesgo de sofocación; habría que dormir sin almohadas, colchas, duvet. Es importante también que los padres no consuman drogas, fumen o tomen alcohol. Y por supuesto, que la madre amamante a su bebé a libre demanda ya que se ha comprobado que la lactancia es un factor que disminuye el riesgo de SMSL. En fin, son varias las "condiciones" para asegurar estar haciendo el colecho de manera 100% segura.


Aunque existe una presión muy grande por modificar los lineamientos de la AAP, ésta aún no los ha cambiado ya que las recomendaciones actuales sobre lo que es el sueño seguro (colocar al bebé en una cuna-colecho o en una cuna segura sin colchas, bumpers, etc.) redujo drásticamente la incidencia por muerte de cuna en los últimos años... Dormir a tu bebé en un lugar seguro de acuerdo a los lineamientos de la AAP reduce el riesgo de SMSL hasta en un 50% (Lee más aquí sobre sueño seguro.


Compartir la misma habitación o la cama con tu bebé es una decisión muy personal de cada familia. En mi práctica yo no puedo y no me atrevo a recomendarlo puesto que sigo los lineamientos de la AAP sobre sueño seguro y yo no puedo saber si se está haciendo de manera segura! Existen infantes que al nacer son vulnerables y esto no es fácilmente detectable... nacen con un pequeño "glitch" que podría hacer que dejen de respirar por momentos y no sabemos si esta vulnerabilidad combinada con un ambiente de sueño que no es 100% seguro pueda tener un desenlace trágico. Como mamá, yo entiendo los motivos por los cuales las familias deciden hacerlo y respeto su decisión y sé que a muchas familias les funciona y aplaudo siempre que las personas hagan lo que funcione mejor para su familia.


Estoy convencida de que es una excelente práctica compartir la habitación con tu bebé los primeros meses, e incluso es recomendable hacerlo los primeros 6 meses de vida, para facilitar la lactancia y responder a las necesidades que tienen los bebés de hacer tomas frecuentes, cambiar pañales, calmar el llanto. Pero esto se puede hacer de una forma que garantiza seguridad para el bebé y paz mental a la mamá (acostando al bebé en una cuna-colecho, boca arriba). También es importante aclarar que aunque un bebé duerma en su cuarto por las noches, esto no significa que la mamá no pase un largo rato ahí atendiendo a su bebé, ya sea alimentando, cambiando y arrullando!


Cambiar a un bebe a su propia habitación no supone que su madre o padre vaya a dejar de responder a sus necesidades! Nuevamente esta es una decisión super personal. Lo que he encontrado en la práctica es que cuando un bebé duerme en su cuarto... todos duermen mejor. Esto se debe a que los bebés tienen un sueño ruidoso y nosotros también. Un quejido, un ruido, incluso un pequeño grito no significan que debas correr a despertar a tu bebé! Si realizas el colecho con tu bebé y deseas un cambio y que tu bebé empiece a dormir en su cuna o en su cuarto, yo te puedo ayudar con un plan respetuoso y gentil.


¿El colecho funciona para ti y para tu familia? Compárteme tu experiencia...

30 views0 comments

Recent Posts

See All