Horizon

Historias
de Éxito

Mother and Baby

Verónica

Mamá de María Roberta de 4 años

“Mi hija tenía 4 años recién cumplidos cuando empezamos a trabajar con Ana. Ella siempre había dormido en mi cama… al principio no creía que lo lograría pero decidí intentarlo. Desde el principio, Ana me mostró su faceta de mamá y eso me hizo sentir segura y que tenía experiencia por sus 3 hijas. Me dio un plan diseñado para mi hija y todos los días me escribía para darme palabras de apoyo o para resolver mis dudas. Sinceramente su seguimiento hizo toda la diferencia…. Fueron 8 días pesados pero finalmente lo logramos. Mi hija ahora duerme en su cama y ya no se despierta hasta que sale el sol. Ahora tengo tiempo para mí en la noche y ella tiene un sueño reparador… su asesoría cambió mi vida.”

CONOCE SU HISTORIA

Cuando Vero se acercó conmigo, María Roberta estaba teniendo múltiples despertares en la madrugada, y aunque ella intentaba acostarla en su cama todas las noches, invariablemente acababa durmiendo en la cama de su mamá. Además de esto, usualmente estaba durmiéndose muy tarde por las noches a las 10 u 11, lo cual interfiere con la hora de dormir ideal de todos los bebés y preescolares que debiera ser entre las 7 y 8 PM.  Es importante saber que entre las 7 y 11 de la noche es cuando los bebes y niños tienen un sueño muy reparador ya que sus ritmos naturales está intrínsicamente vinculados con su ritmo circadiano natural y su reloj biológico, todo esto marcado por los ritmos naturales de la Tierra. 

Llevando un proceso gradual y gentil, logramos que María Roberta empezara a quedarse dormida en su cuarto y a eliminar los despertares nocturnos. Ha llegado a tener una rutina diaria y de dormir que la hace sentir segura y contenta de acostarse en su cama para descansar. Los retos con los bebés toddlers y preescolares son diferentes a los de bebés más pequeños, así que un entrenamiento de sueño requiere de mucha paciencia y el acompañamiento de una experta es esencial para lograrlo.

 

Baby

Mamá de Elisa de 11 Meses

“Contratar a Ana fue la mejor decisión. Elisa ahora es un bebé mucho más feliz, descansada y estoy convencida de que ha ayudado a que vaya alcanzando sus milestones de desarrollo. Ana siempre estuvo acompañándonos en el proceso con la mejor atención y asesoría que sin duda fue clave por que ya habíamos intentado el entrenamiento sin acompañamiento sin resultados positivos."

CONOCE SU HISTORIA

Cuando por primera vez hablé con Baby, me contó que su bebé de 11 meses se despertaba 2 veces en la noche, y que en alguno de sus despertares la terminaba durmiendo en su cama. Había que arrullarla y darle biberón para que se quedara dormida. Durante el día hacía siestas cortas de no más de 30 minutos. 

Los cambios que hicimos a la rutina de Elisa y el método que seguimos dieron resultados muy rápido. Antes de los 5 días ya estaba durmiendo mucho más de noche, y para el quinto día sin ningún despertar. Hicimos cambios en el ambiente de sueño y empezó a alargar sus periodos de siesta también, lo cual también favoreció su sueño nocturno. Su mami empezó a notar que su humor era súper diferente y que además estaba intentando nuevas habilidades que antes no había observado en ella. 

 
 

Vivian
Mamá de Vivi de 9 Meses

“La mejor decisión de toda mi maternidad! Tarde…  pero feliz de los resultados del proceso y sobre todo del acompañamiento de Ana. Ya existe un horario de noche y de siestas y lo mejor… ya podemos dormir todos! Le cambió el humor a ella y a mí, y hasta disfruto más a mi bebé."

CONOCE SU HISTORIA

Cuando empecé a platicar con Vivian, me contó que su bebé (exclusivamente amamantada hasta el día de hoy) se despertaba en las noches, 1 o 2 veces, y que a veces pasaba hasta 2 horas tratando de dormirla. A veces le daba pecho para arrullarla y a veces sólo la arrullaba. También estaba batallando con las siestas y tenía que estarla arrullando constantemente.
 

Vivi siguió un método gentil y gradual, y empezó a notar mejorías con el sueño nocturno desde el principio. Primero arreglamos el sueño de noche, y luego nos pusimos a trabajar en las siestas de Vivi y logramos excelentes resultados también. Finalmente trabajamos con los despertares madrugadores de Vivi que también se fueron arreglando con mucha paciencia. 
 

Parte de un plan personalizado de sueño es el acompañar a la mamá para ir haciendo ajustes y llevar un plan diseñado a sus necesidades. Vivi al principio no estaba lista para hacer un nap training, pero al arreglar el sueño de noche lo quiso hacer y tuvo mucha mejoría y logró consolidarlas. 
 

Para mí es muy importante darle toda la información a la mamá sobre qué hacer cuando una siesta no sale bien, y darle el conocimiento de lo que su bebé necesita para lograr dormir bien y evitar despertares nocturnos o madrugar.

CONOCE SU HISTORIA

Jackie

Mamá de María Paula y Juan Pablo, 6 meses

Ana, quiero darte las gracias por todo el seguimiento y apoyo que nos diste durante todo este proceso. Haber llegado contigo nos cambió la vida a mi esposo, a mí y por supuesto a los bebés.. Desde el día uno vimos cambios, hasta nos costaba creer que eran verdad. Pensábamos, “quizás hoy todo se dio por suerte pero mañana seguro no va a fluir tan bien como hoy” y ¡NO! Para el tercer día los niños ya estaban súper apegados a la rutina. Y lo mejor de todo, que casi no hubo llanto. 

Yo siempre me imaginé que los entrenamientos del sueño eran súper tortuosos para los bebés y muy desgastantes para los papás y contigo fue todo lo contrario... un entrenamiento muy gentil. 

Gracias por todo, tu acompañamiento y profesionalismo, desde el primer día me ayudaste a tener mucha confianza y paz en todo momento en el que busqué tus consejos.

CONOCE SU HISTORIA

Cuando Jackie me contactó por primera vez... no pude evitar acordarme de todo lo que yo viví con mis cuatas. Tener un bebé nos mueve el mundo entero, pero tener más de 1 definitivamente se siente como si te cayera el peso del mundo encima. Jackie tenía a sus bebés con siestas en diferentes horarios, los arrullaban, les daban bibe para que dumieran, se despertaban en las noches (necesitaba tener enfermera de noche siempre) y simplemente no había orden ni rutina. Con el plan de sueño, Jackie gradualmente pudo establecer una rutina y tener a sus dos bebés en un mismo horario de siestas, tomas y alimento... lo cual para una mamá de múltiples no tiene precio! Sus bebés empezaron a dormir toda la noche, a tener mejor apetito y estado de ánimo. Jackie pudo tener tiempo para ella, su vida personal, profesional y su vida en pareja.

Paulina

Mamá de Federico y Bernardo, 7 meses

¡Ana! ¡Millones de gracias por todo! No sé realmente que hubiéramos hecho sin tu apoyo. Nunca había batallado para dormir a mis hijos hasta que nacieron los gemelos y llegó ¡el descontrol total! Me sentía perdida y frustrada... Pero me negaba a aceptar que necesitaba ayuda. Nada más no lográbamos entender la dinámica de tener 2 bebés al mismo tiempo. Las siestas eran caos porque intentábamos dormir primero a uno y luego al otro y las noches ni cómo explicarte: fatal. La noche que estuve despierta de 1:00 AM -4:30 AM porque uno nada más NO se quería dormir fue cuando decidí que necesitaba ayuda! ¡¡¡Y que éxito!!!! ¡Gracias a Dios que te encontré! Trajiste la paz y tranquilidad que necesitábamos! Desde el día 1 vimos cambio! Ya duermen 2 muy buenas siestas y la noche corrida! ¡Cómo no te busque antes! Mil mil gracias por todo...Eternamente agradecida.

CONOCE SU HISTORIA

Cuando Paulina se puso en contacto conmigo, de inmediato recordé todo lo que había vivido con mis niñas... múltiples despertares, siestas en distintos horarios... diferentes formas de ayudarles a dormir y mucho cansancio y caos. Cuando empezamos a trabajar juntas, los bebés de Paulina lograron mejorar la rutina de dormir, los horarios de las siestas y de las tomas y fue eso lo que le ayudó tanto a mejorarles el sueño.

Con estas horarios y rutinas, Paulina pudo organizar mejor la rutina de dormir con sus demás hijos...Ya que ella es mami también de otros 3 niños más grandes en diferentes edades. 

Me encanta trabajar con mamis de múltiples porque sé lo difícil que es tener 2 bebés al mismo tiempo y depender tanto de otras manos para ayudarles a dormir. Cuando requerimos apoyo para dormir a nuestro bebé estamos a expensas de lo que a otro cuidador, familiar, niñera se le ocurra para hacer dormir al bebé y esto no siempre eso bueno. La paz que puede traer el plan de sueño para no depender de otras personas para que tu bebé duerma no tiene precio!